Inicio Huerto ECO Cultivo de las fresas: Guía definitiva

Cultivo de las fresas: Guía definitiva

Las fresas son un fruto delicioso que puede cultivarse en casi cualquier lugar. Con nuestra guía aprenderás todo lo que necesitas para plantar, cultivar y cosechar las mejores fresas en tu huerto ecológico.

Las fresas no son un cultivo muy exigente, y son muy sencillas de cultivar si se les proporcionan unos cuidados mínimos. Es preferible que se sitúen a pleno sol para que consigan maximizar su crecimiento.

Existen tres variedades diferentes en función de su fructificación. No todas las especies de fresas florecen a la vez, ni tampoco dan la misma cantidad de frutos.

  • Las variedades de junio se presentan todas a la vez, generalmente durante un período de tres semanas. Sensibles durante todo el día, estas variedades producen brotes en otoño, flores y frutas el siguiente junio, y estolones durante los largos días de verano. Si el clima es cálido, el mes en el que fructifiquen suele adelantarse al mes de mayo.
  • Las variedades eternas producen una gran cosecha en primavera, producen ligeramente en el verano y luego producen otra cosecha a fines del verano / otoño . Estas variedades forman brotes durante los largos días de verano y los cortos días de otoño. Los brotes formados en verano florecen y fructifican en otoño, y los brotes formados en otoño dan fruto en la primavera siguiente.
  • Las variedades de día neutro producen fruta continuamente durante la temporada hasta la primera helada : insensibles a la duración del día, estas variedades producen flores, frutas y estolones continuamente si la temperatura permanece entre 1 ° y 30 °. La producción es menor que la de la variedad que fructifica en junio.

Consejos a la hora de plantar fresas

Cuando plantar las fresas

  • Conviene plantar las fresas tan pronto como terminen las heladas primaverales. Contra antes se comience, antes comenzarán a crecer los brotes. Es conveniente consultar el pronóstico del tiempo para evitar plantar antes de una helada tardía que podría matar la planta.
  • Todos los años deben eliminarse las plantas más viejas y sustituirse por nuevos brotes. De este modo mantendrás una mayor producción, ya que estas plantas tienden a disminuir su fructificación con el paso del tiempo.
  • No todas las fresas son aptas para todos los climas. Es conveniente optar por una variedad cultivada en la zona, ya que serán más resistentes a las condiciones climáticas del lugar.

Donde plantarlas

  • Las plantas de fresa requieren de 6 a 10 horas al día de luz solar directa, por lo tanto, conviene elegir un lugar donde puedan recibir la iluminación necesaria. No obstante, en los meses de verano, es conveniente evitar su exposición a las horas centrales del día.
  • Las fresas toleran casi cualquier tipo de suelo. Sin embargo, es necesario que se encuentre con los nutrientes necesarios para poder dar fruto y nuevos estolones. Lo ideal es que se abone la zona un par de meses antes de su trasplante. Si la tierra es arcillosa, debe mezclarse el compost para lograr una superficie más esponjosa que mejore el drenaje, ya que el encharcamiento pudre las raices. Si por el contrario el suelo es arenoso, será necesario menos compost para lograr adecuar el suelo.
  • El pH del suelo debe estar entre 5.5 y 7. Si el suelo es demasiado alcalino, es conveniente plantar las fresas en macetas eligiendo una tierra acorde a sus necesidades. De este modo evitarás problemas en el crecimiento.
  • Si es posible, conviene realizar una rotación de cultivos para lograr una mejor cosecha. Conviene evitar plantar las fresas donde antes haya habido tomates, pimientos o berenjenas.

Cómo plantar fresas

  • Proporciona el espacio adecuado para su expansión. Coloca las plantas a cincuenta centímetros de distancia para dejar espacio para los estolones y deja otros cincuenta centímetros entre hileras. Las fresas son plantas que crecen muy rápido. Las plántulas crean muchos estolones, que terminan produciendo nuevas plantas hijas.
  • Riega bien las plantas en el momento de la siembra.

Consejos para el cultivo

  • Es importante proteger las plantas de la aparición de malas hierbas que puedan robarles nutrientes. Para ello, basta con cubrir la superficie con corteza de pino, virutas de madera o también hojas secas en descomposición. Cualquiera de estas opciones mantendrá húmeda la superficie, ayudará a que la planta conserve la temperatura, y evitará el crecimiento de malas hierbas. A esta técnica se la denomina mulching.
  • Si aún con el mulching las malas hierbas han terminado apareciendo, es importante eliminarlas cuanto antes.
  • La humedad de la superficie es muy importante en el cultivo de la fresa. Al ser plantas con un sistema radicular de pequeñas dimensiones, no son tan eficaces en la captación de agua como otras plantas. Por ello es fundamental regar lo necesario para evitar que se sequen sus raíces. Podrás notar que las plantas comienzan a secarse si las hojas pierden su vigor. No obstante, es mejor no llegar hasta ese punto.
  • Es conveniente abonar con fertilizante líquido, o espolvoreando húmus de lombriz por la superficie de las plantas, al menos una vez al mes. En época de floración, el abonado debe llevarse a cabo cada quince días.
  • No permitas que la planta produzca estolones sin parar. Utiliza tan solo aquellos que necesites, y corta los demás. Los estolones le quitarán mucha energía a la planta y si permites que crezcan sin control obtendrás muy pocos frutos.

Cuidar las plantas en invierno

  • Una vez llegue el frío, la planta perderá sus hojas. Es importante dejar la superficie de la misma protegida de las heladas. Tan solo es necesario cubrirla con más hojas o virutas de madera.
  • Con la llegada de la primavera podemos retirar con cuidado el acolchado natural que habíamos preparado, y poco después comenzarás a ver brotar de nuevo a la planta.

Consejos para mantener la planta libre de enfermedades y plagas

  • Mantener la superficie acolchada evitará la aparición de babosas, caracoles e insectos. En el caso de que aparezcan, podría ser suficiente con rellenar con arena toda la superficie, evitando la propagación de la plaga.
  • Para otros insectos, como los escarabajos, es necesario utilizar té de ajo.
  • Si el problema lo causan los pájaros, será suficiente con colocar algún espantapájaros que evite que se acerquen al huerto.
  • Para evitar la aparición de hongos es importante tener precaución a la hora de regar. Nunca deben regarse las hojas, ni tampoco debe encharcarse el terreno.

Cuando cosechar las fresas

  • La fresa está lista para la cosecha de 4 a 6 semanas después de su floración.
  • Cosecha solo fresas completamente rojas y recógelas cada tres días.
  • Nunca tires de la fresa, ya que podrías dañar la planta. Es más sencillo cortar por el tallo.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí